La leche …buena o no?

Empecemos hablando de algunos componentes que tiene la leche y sus efectos en el cuerpo humano.

La leche contiene colesterol, antibióticos, hormonas, bacterias, virus etc.

Tres vasos de leche equivale a consumir 53 tajadas de tocineta.

La leche contiene una hormona llamada IGF-I la cual produce aumento de peso en las vacas en tan poco tiempo y aparentemente esta asociado con cáncer de seno, próstata y colon.

Uno de los estudios mas importantes realizados acerca del cáncer, The China Study, realizado por el Dr Cambell dio como resultados que las mujeres que consumen mas de dos vasos de leche al dia aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de seno hasta 5 veces mas y cáncer de ovario dos veces mas que las mujeres que no la consumen y en los hombres aumenta dos veces mas el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Una proteína presente en la leche es la proteína Whey, la cual esta asociada con enfermedades autoinmunes, como la Diabetes tipo I, el consumo de la proteína es muy popular entre deportistas, ya que incrementa el tono muscular, pero esta debe venir de muy buenas fuentes para que no sea transgénica y su consumo debe hacerse en su manera desnaturalizada para evitar algún efecto perjudicial.

Una de las razones por las cuales las personas consumen leche es con el fin de prevenir o tratar la osteoporosis ya que se la atribuye un alto contenido de calcio y entonces que podríamos decir de la población asiática y de la población afroamericana en la cual la mayoría son intolerantes a la lactosa, la realidad es que el 75 % de las personas en el mundo no toleran la leche. A pesar de que la leche si contiene calcio para que este se absorba necesita las mismas cantidades de otro mineral llamado magnesio y esto no es todo ya que la principal causa de osteoporosis no es una deficiencia de calcio en la dieta, la osteoporosis es causada por un ambiente acido en el cuerpo producido especialmente por una alimentación rica en proteína animal incluyendo los lácteos, azucares , harinas refinadas, endulzantes y colorantes.

Dr. Sandra Rangel